Conectarse



Mayo 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario



Los miembros más etiquetados
Mejores posteadores
IBERNEXUS (50)
50 Mensajes - 48%
Ignasi (34)
34 Mensajes - 33%
Gontran (16)
16 Mensajes - 15%
3 Mensajes - 3%
1 Mensaje - 1%
Los posteadores más activos de la semana
Los posteadores más activos del mes
6 Mensajes - 55%
5 Mensajes - 45%
Estadísticas
Tenemos 10 miembros registrados.El último usuario registrado es leinad_81Nuestros miembros han publicado un total de 72 mensajesen 51 argumentos.


Comparte
Ir abajo
Ignasi
Ignasi
SECRETARIO GENERAL
SECRETARIO GENERAL

A vueltas con la Confederación ¿Es una confederación un Estado? Empty A vueltas con la Confederación ¿Es una confederación un Estado?

el 13.04.19 19:16
Cuando hablamos de Iberia existe entre nosotros una voluntad inequívocamente pactista que tenga en cuenta cuestiones como el diálogo, la proyección exterior, la fraternidad de pueblos y el impulso de la protonación ibérica, además de la disciplina de descentralización máxima del poder y la protagonización de la ciudadanía.

Por todo ello, he encontrado un artículo de Bosco Martín Lagarra que resume en 8 preguntas qué es una confederación y algunas de sus características más notorias.

https://www.lainformacion.com/politica/espana/que-es-un-estado-confederal-y-en-que-se-diferencia-del-federal-8-respuestas-basicas_he2zjfgzyhfavvptnwhfy

Teniendo en cuenta el artículo ¿Es la confederación el modelo más acertado para la Iberia que impulsamos?
Alejandro
Alejandro
SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN
SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN

A vueltas con la Confederación ¿Es una confederación un Estado? Empty Re: A vueltas con la Confederación ¿Es una confederación un Estado?

el 18.04.19 7:06
Reputación del mensaje :100% (1 voto)
Una confederación no es un Estado sino, si acaso, una organización internacional.

Hablar de un Estado confederal es una contradicción.

La teoría del Estado pone de manifiesto que un Estado se conforma por territorio, población y poder, entendido este último como sistema normativo. Si existe contradicción entre la capacidad para crear normas y la capacidad para auto imponérselas, no puede darse un Estado.

Una Confederación supone un perjuicio potencial desde el punto de vista de su latente desintegración por el abandono de lsus partes, por incumplimiento de las normas y/o acuerdos en base a un ejercicio egoista de la soberanía o de la NO participación de uno de sus miembros o, peor aún, la participación con chantaje en un asunto que, por su dimensión e importancia, sólo puede ser abordado por la confederación para ser efectivo.

Pongamos unos ejemplos para hacerlo más evidente, haciendo uso de la Confederación Ibérica formada por las 3 federaciones (atlántica, central y mediterránea). Si alguien se pregunta por qué no uso una Confederación real, la respuesta es porque no existe ninguna Confederación de Estados a día de hoy que asuma tal identidad.

Imaginemos, en primer lugar, que la Confederación Ibérica se plantea hacer frente al cambio climático, tomando medidas contra el plástico, la reducción de carburantes y otros males medioambientales. Habiendo llegado a un acuerdo entre sí todas y cada una de las federaciones, una de ellas como por ejemplo la Mediterránea, considera que dicho acuerdo repercute negativamente en su industria y desarrollo económico, y por ello decide salirse (independizarse) de todo lo relacionado con el mismo sin que por ello pueda sufrir ninguna consecuencia.
Seguro que os suena la espantada de EEUU del Acuerdo de París ( http://cort.as/-Gzc1 y http://cort.as/zWKJ ).

Imaginemos también un preacuerdo en el seno de la Confederación para la eliminación de los paraisos fiscales. Ahora bien, como resulta que este asunto no es del agrado de la Federación Atlántica -que desvía miles de millones a través del archipiélago de Madeira (http://cort.as/-GzY1 y http://cort.as/-GzY8)- decide que no abordará el asunto y lo dejará para que sea tratado exclusivamente entre las otras dos federaciones, mediante un acuerdo internacional entre ellas; o de forma aún más pérfida, acepta que se trate el tema de los paraísos fiscales con ella como partícipe siempre y cuando se le den otras concesiones.
Probablemente os acordaréis del boicot inglés al tratamiento de los paraisos fiscales hace 3 años ( http://cort.as/-Gzbg y http://cort.as/-Gzbk).

Imaginemos, por tercer supuesto, una regulación de protección de datos común para la Confederación en la que cada uno de sus miembros (las diferentes federaciones) se ha comprometido públicamente a asumir una parte proporcional de la responsabilidad de esa protección y gestión, al darse el caso de que los datos de las diferentes ciudadanías están mezclados entre todas ellas. En el fondo, si cualquiera de ellas deja de cumplir con dichos estándares arrogándose en silencio su derecho soberano a actuar como quieran, e invitando indirectamente así a las otras dos a hacer lo mismo, sólo pierde la ciudadanía, con la cuál la Confederación no tiene ningún vínculo expreso aunque precisamente buscara originalmente su protección. Y ello es porque la Confederación no tiene capacidad impositiva al no ser más que un acuerdo entre partes, con el poder vinculante y de imposición que las mismas quieran darle.
¿Tenéis fresco en la memoria la última sanción de la ONU en materia de refugiados en el Mediterráneo por vulnerar derechos humanos? ¿Recordáis al sancionado? ¿Recordáis como se ha revertido la situación?.
Aquí os dejo un enlace, y una pista: No, no es a un Estado ( http://cort.as/-Gzgg ).

Pero quiero ser más explícito aquí por el especial malestar que me causa este asunto en el seno de un organismo que admiro profundamente, para que la ¨unanimidad de acción¨ que es la fuerza de la Confederación o la falta de poder per se por parte de ésta para someter sus miembros al cumplimiento no pasen desapercibidos, con la esperanza de despejar de una vez por todas cualquier duda al respecto.

La situación de los refugiados que han llegado durante los últimos años -y que aún llegan- al sur de Europa ya no copa los informativos. Este verano probablemente se volverán a llenar las reservas hoteleras en el mediterráneo, y las gentes disfrutarán una vez más bajo el sol de un alegre chapuzón en uno de los mayores cementerios del planea.

Después de años soportando la dura presión de la llegada de huidos desde el continente vecino, Italia cerró sus puertos diciendo basta. Malta ha reaccionado de forma similar. Y desde hace tiempo el ¨Open Arms¨ yace encadenado en un puerto de España. En el centro y norte de Europa no ha cambiado cambiado la preocupación. En realidad nunca la hubo, y por ello nunca se prestó ayuda.
Ni la ONU ni la UE han conseguido cambiar la situación de los miles y miles de personas que mueren tratando de alcanzar nuestras costas. Y no será porque la Comisión Europea no haya puesto de su parte todo cuanto era posible.

El reparto de refugiados por cuotas que fue tan mentado hace unos años, trataba en esencia de un acuerdo entre aquellos que quisieran participar libremente ya que la UE no tiene competencia en este sentido (la Comisión sólo ha llevado a cabo un intento desesperado por cumplir los valores europeos y de la carta europea de los derechos humanos), sin embargo, el Tribunal de Justicia de la Unión no ha podido hacer nada para obligar al cumplimiento de las propuestas de la Comisión para aceptar esas cuotas.

Ya sabéis que este asunto ha tenido la firme oposición desde el comienzo del dirigente húngaro Viktor Orban, hablando en nombre de todo el bloque del este; pero indirectamente también hablando por los países nórdicos y por las mayores potencias de la Unión que básicamente no lo han secundado abiertamente sus palabras, por decoro ante sus propios nacionales. Así, cualquier hipotético acuerdo confederal estaba roto.

Diversos Estados entonces, recordaréis, se comprometieron de motu propio a repartirse una cuota de los refugiados que llegaban con el fin de aliviar la situación griega e italiana. Entre ellos, Alemania, Francia y España.

En este punto, os pregunto, día de hoy ¿Cuál ha sido el resultado de ese reparto? ¿Qué grado de cumplimiento ha tenido? ¿Cuántas personas han sido tratadas conforme a los valores de la Confederación Europea, que en esencia, bebe de los valores constitucionales de sus propios Estados miembros? ¿Será acaso que la UE no quiso realmente hacer nada o es que realmente no podía? Si la UE no podía obligar a sus miembros, ¿quién podía? ¿Será quizá que incluso aquellos Estados que dieron voluntariamente un paso al frente por iniciativa propia, sabían en el fondo que en ejercicio de su soberanía torpedearían dicho reparto en su país, sin que ningún otro levantara el dedo acursador para señalar sus vergüenzas con el fin de no ser señado por las suyas?

Una última pregunta, con sorna eso sí ¿Y la ONU qué ha hecho hasta ahora al respecto?.

Aquí algunas referencias a estas noticias:
http://cort.as/-Gzgo
http://cort.as/-GzlU
http://cort.as/-9qKR

Una federación establece un vínculo jurídico inexorable en favor de la seguridad jurídica y permite a sus Estados Federados una auténtica libertad interna, además de una participación justa en los asuntos externos.

Supone una incoherencia pensar que un Estado puede participar en la creación de una norma y luego, libremente, elegir no cumplirla sin ningún tipo de consecuencia.

A vueltas con la Confederación ¿Es una confederación un Estado? Cuerpo-aylan-shenu-nino-kurdo-que-aparecio-ahogado-septiembre-del-2015-una-playa-turca-1515153619111
El cuerpo de Aylan Shenu, el niño kurdo que apareció ahogado en septiembre del 2015 en una playa turca. / STRINGER TURKEY
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.